RESEÑA: Om – God is Good

OOOO

El cuarto disco del dúo de meditation metal llega con un par de preguntas, ya que es el primero en el que Al Cisneros toca con un nuevo baterista, Chris Haikus no solo era el miembro fundador de la banda, sino también viene tocando con Al desde Asbestosdeath, quienes evolucionaron para convertirse en Sleep, siendo autores de un metal lento, repetitivo, monolítico, pesadísimo y genial. La entrada de Emil Amos (Grails) significa un gran cambio para Om, marcado no solo en el lineup sino en la música misma sin abandonar lo básico de su sonido, para respiro de alivio de muchos con la duda.

El gran cambio principal es que ahora, a parte del bajo y la batería, se encuentran otros instrumentos como el violín, la flauta, percusiones y otros elementos, todo adicionado a los riffs repetitivamente hipnóticos y baterías a paso moderado que ha marcado la discografía de Om; la batería de Emil en si no es tan diferente de Haikus –tiene un poco mas de redobles– pero agrega ciertas percusiones suaves en algunas partes de los momentos tranquilos de la banda, ejemplificados por el primer corte del disco “Thebes”, con 19 minutos, una rola que, por su tranquilidad general y final pesado, bien podría haber sido el tercer lado de Conference of the Birds, pero con un violín en el fondo al principio; lo más importante es que el ambiente de mantra que han cultivado desde el principio (desde Jerusalem/Dopesmoker de Sleep, de hecho) sigue intacto.

El lado b es un poco más aventuroso, “Meditation is the Practice of Death” es un track que en la superficie sigue con la formula establecida en el segundo disco de la banda, pero contiene guitarra, flauta y un poquitititito de producción dub; la instrumental y un poco más breve “Cremation Ghat I” es probablemente la rola que más se retira del sonido base, yendo más rápido (por un poquito), con una línea de bajo más trabajada y con varios otros instrumentos entrando y saliendo de la mezcla. La segunda parte de ese título continua la incorporación de más sonidos, con una melodía prominente llevada por violines y una vibra muy de medio oriente, es como si sus caminos por fin los llevaron a Giza, en vez de solo tomarlo como un título o metáfora para la meditación, para el remontarse y tomarlo como una metáfora para algo u otro, es como si Al y Emil se montaran en su camello para hacer su propio “Kashmir”.

Por un breve momento, Om dejan de ser del alma, dejan de ser indefinidos y se van a un punto geográfico, evocan un punto en el tiempo; por cuatro minutos, Om caminan sobre el Nilo y, cuando termina, se montan en su camello, cierran los ojos y siguen su camino, meditando lo más pesado que pueden.

Om – Cremation Ghat II.mp3 (right-click & save)

============================
Drag City
Página Oficial
Myspace
============================

Advertisements

One thought on “RESEÑA: Om – God is Good

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s