REVIEW: Harlem Shakes – Technicolor Health

OOOo

Con solo un minuto y cachito entrado en el disco, no puedo decir que Harlem Shakes es una banda triste o pesimista; el ánimo de la banda en los tonos de los sintes, los coros de chicos y chicas que entonando parte de la primera rola y las líneas de saxofón todas apuntan a salir corriendo a bailar por las calles después de un desayuno muy azucarado.

Lo que hace a Harlem Shakes una banda interesante es la manera en que mezclan todos los sonidos que conforman su música, y de esos sonidos cuentan con muchos. Su arma secreta son los arreglos, saben cuando dejar todo su arsenal de un madrazo cacofónico sobre las voces contentas y cuando dejar la batería y el bajo solos como apoyo al vocal Lexi Benaim, y en eso también cabe que si el momento amerita distorsión en el bajo o no. Generalmente, se puede escuchar la influencia de Animal Collective fuerte en la manera en que Lexi canta (recordando a Panda Bear o su primo hermano) y en que sus compinches corean, sumándole los bonitos pero acidificados teclados y tratamientos, así como las líneas de guitarras que parecen disonar pero terminan integrándose como deben, haciendo el viaje placentero y, claro, con un poquito de caos; pero, donde Animal Collective no tiene miedo de irse al lado oscuro, ridículo o poco convencional de sus pachequeces, y siendo esto lo que los hace tan chingones después de todo (cuando son chingones), los Temblorines de Harlem hacen las cosas un poco más convencionalmente, con arreglos que no se van tan lejos del verso-coro-verso, pero siendo lo suficientemente amibiciosos como para no ser casualidades del garage o el minimalismo.

Si su arma secreta son los arreglos, su ataque frontal es la composición, de la cual tengo pequeñísimos problemas; me agrada que sus canciones tengan puentes y pre-coros y partes que son resaltables, se repiten pero no se pueden describir como algo convencional en lo que es composiciones de rolas (a menos que los “pre-pre-coros” existan), pero el punto es que no logran componer partes tan memorables, son cantaditas muy bien y cuando hacen coros juntos les sale bien chido, pero si me preguntan como va “Strictly Game” o “Niagara Falls”, la verdad no la podría cantar. Aún así, no siento que las canciones sean malas, las puedes escuchar y sentirte bien con el mundo, tomando lo bueno y todo como comercial de Coca-Cola, y hasta sirve de soundtrack para cuando tienes ganas de bailar en calzones si tienes algo porque sentirte chido, y mover el bote sin prejuicios u ordenes de aprensión en tu contra por crimenes contra el ritmo; y hasta los iría a ver en vivo, pero quiero cantar con ellos y siento que tendría que forzarme mucho para hacerlo. Quiero bailar en calzones pero no quiero hacerlo a fuerzas, quiero que me inviten y hay otros quienes si me mandan la invitación membretada y personalizada (casi).

Esto no siempre es la regla, “Sunlight” se acerca a tener un coro pegajoso, “Unhurried Hearts (Passaic Pastoral)” se beneficia bastante al ser una rola en onda country pero sin perder su sonido característico presente en el resto del álbum, haciéndola memorable incluso melódicamente…hasta me atrevo a decir que es mi favorita del disco. Igual y me gusta bastante, pero le falta algo que me haga sentirlo completo; para la próxima pueden ser de mis bandas favoritas.

================================
Harlem Shakes – Strictly Game.mp3

================================
Gigantic Music
Página Oficial
Myspace
================================

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s