Los más o menos 100 Mejores Álbumes Del 2007

100. Thurston Moore – Trees Outside The Academy
Freak out acústico desmedido de parte del ícono de Sonic Youth.

99. Clockcleaner – Babylon Rules
Locuras garagescas y el mejor disco lanzado por Load del año.

98. Religious Knives – Remains
Visiones sonoras sostenidas de parte de dos leopardos dobles y la mitad de Mouthus.

97. Pig Destroyer – Phantom Limb
Grindcore rápido inspirado por el thrash, dándonos uno de sus lanzamientos más dinámicos.

96. Behemoth – The Apostasy
Tonos experimentales y elementos inusuales agregados a su death metal em-black-ecido.


95. The Bark Haze – Total Joke Era
The Bark Haze

Improvisaciones libres de guitarra que desafían las expectativas.

94. Eluvium – Copia
Paisajes ambientales con solo lo suficiente de connotaciones dramáticas.

93. Weedeater – Godluck And Goodspeed
Metal lento y sucio de parte de estos discípulos de Eyehategod.

92. Burning Star Core – Blood Lightning
Operator Dead…Post Abandoned

Ambientación total en álbums que experimentan con los sentimientos y la tecnología.

91. Destroyer Destroyer – Littered With Arrows
Una promesa llena de odio, apresurada y brutal.

90. Shellac – Excellent Italian Greyhound
Canciones más calladas y variadas, algunas dándo más melodía a su rock de guitarra angular y ajetreado.

89. RTX – Western Xterminator
Hair metal ochentero, dado el tratamiento de la heredera del ruido heroina.

88. Job For A Cowboy – Genesis
Sonando a death metal clásico pero con suficiente de su cuchara para hacer un muy buen disco.

87. Carlos Giffoni – Arrogance
Sintetizadores hiper-saturados para este noisero reinventado.

86. Orthodox – Gran Poder
Lento y brutalmente grave, con batería desorganizada y vocales inspiradas por el flamenco…ya sé que es del 2006 pero lo tenía que incluir.

85. Astral Social Club – Super Grease
Neon Pibroch

Ambient, drone electrónico de parte de uno de los mejores de la escena británica.

84. Zozobra – Harmonic Tremors
Ex-miembros de Cave In graban algo pesado y lodozo.

83. The Fall – Reformation Post TLC
Mark E. Smith toma más krautrock que lo usual, y nos dá un chingo de que estar entretenidos
.

82. Gallhammer – Ill Innocense
Tomando el ambiente crusty de Amebix y mezclándolo con el paso metálico horrible pero alcanzando lejanías de Celtic Frost, estas japonesas nos dan un disco muy carismático.

81. Antigama – Resonance
Grincore del bloque oriental que es rápido y técnico, un ejemplo perfecto de una de las escenas del grind más grandes del mundo.

80. Pre – Epic Fits
Espazmódico y roquero, la chava que canta chilla agudo sobre las canciones justas pero caóticas.

79. Armenia + Cornucopia – Un Infierno Total
Dos gigantes del noise latinoamericano colaboran y un averno de bocinas se suelta.

78. Jessica Rylan – Interior Design
La Artista Conocida Como Can’t intenta su mano en el arte sonoro y sale con uno de sus mejores lanzamientos.

77. 108 – A New Beat From A Dead Heart
Una de las bandas más ásperas del hardcore regresa con material increiblemente sólido.

76. BBBlood – Experiment 50
Noisero inglés dándo uno de sus discos más finos.

75. Xiu Xiu Larsen – ¿Spicchiology?
Segundo capítulo de esta colaboración entre ambas bandas, más dado al sonido que antes.

74. Meat Puppets – Rise To Your Knees
Exponentes definitivos del country punk regresan con algo calmado y psicodélico, presentando canciones largas y bastante bien escritas.

73. Death Ambient – Drunken Forest
Fred Frith, Ikue Mori, etc, improvisan una tormenta de música de sensación oscura y envolvente que baja.

72. Battles – Mirrored
Supergrupo matemático descubre el arte de de la canción, pelean con él hasta que ambos se hacen uno.

71. Astro – Astral Orange Sunshine
Galax – Never Ending Space Trackin’

Hiroshi Hasegawa usa su sinte para invocar calma espacial de hoyos negros hechos de sonido puro y asqueroso.

70. Watain – Sworn To The Dark
Black metal que aplasta con el metal, cantando himnos negros.

69. Prurient – Adam Tied To Stone
Dom Fernow le dá vida a ruido aspero y horripilante.

68. Bloody Panda – Pheromone
Combinando el paso de caracol de Khanate con el drama y la melancolía de My Dying Bride, las estructuras
y voces permanecen en tierras de experimentación mientras que las canciones lídian con desesperación.

67. Jimmy Eat World – Chase This Light
Regresando a su sonido power pop de principios de esta década, la banda entrega canciones que tocan el corazón solo como ellos saben.

66. Rubbish – Vexanation, The Great American Outhouse
Castigante y desagradable, harsh noise que es diferente pero sin perdonar.

65. Mayhem – Ordo Ad Chao
Attila regresa a la banda y su lado experimental se le pega a Hellhammer, Necrobutcher y compañía para hacer su mejor álbum post-Euronymous.

64. Taint – Sex Sick
Depravación verdadera y manipulación de frecuencias extremas por parte del power electroniquero gringo Keith Brewer
.

63. Circle – Panic
Katapult
Sunburned Circle – The Blaze Game

Pharaoh Overlord – Live In Suomi Finland

Alquemistas y guerreros del rock finlandeses, Panic le dá cavida a exploraciones sintéticas y rock pesado como los huevos, Katapult reimagina a Venom bañados en mescalina
, mientras que palomeando con Sunburned Hand Of The Man deciden explorar su amor mutuo por el krautrock, dándole más magia y enfoque a su improvisación; mientras que su proyecto alterno P.O. empieza con un ritmo motorik y, una hora después, están destruyendo el p.a.

62. Boris With Michio Kurihara – Rainbow
El Trío Terrible de Tokyo deciden echar para atrás su torbellino sonoro, enlistando al guitarrista virtuoso en emoción de White Heaven/Cosmic Invention/Ghost resultando en uno de sus discos más atrevidos para ellos
.

61. Sigh – Hangman’s Hymn
Thrash metal se encuentra con elementos pseudo orquestrales de paso rápido para reinventarse una vez más de nuevo.


60. Vibracathedral Orchestra – Wisdom Thunderbolt
Michael Flower y quién sea más estuviera presente grabaron una vez más algunas de las notas largas más trascendentales del año.

59. Silverchair – Young Modern
Van Dyke Parks regresa a hacer los arreglos de cuerdas para estos menospreciados alquemistas del pop de Australia, esta vez extendiendo su influencia para darle un lado más fantasioso a las canciones de Daniel Johns, lo cuál funciona
.

58. Pan Sonic – Kathodivaihe
Aún combinando la “sensibilidad” del sonido de bandas de Industrial Records con beats estilo IDM,
Kathodivaihe resuena como pocos discos de electrónica.

57. Bongripper – Hippie Killer
Metal Instrumental que no es ni marica ni fusil de Neurosis; sin temer a ir a lugares callados y vulnerables sin sonar cursi y tocando riffs lentos y afinaciones graves como si lo dijeran en serio, jodido y ruidoso
.

56. Darkthrone – F.O.A.D.
Ferniz y Nocturno se ponen sus chamarras de cuero con “Meat Is Murder” escrito atrás y sacan una nota de amor del black metal para Discharge y toda la demás nación del punk crusty, contando con algunas de las canciones de black metal más cagadas de la historia, sin discusión
.

55. Hentai Lacerator – Covered In Fun
40 canciones en 14 minutos; rápido, sin dejar respirar y con un chingo de personalidad. más que grind, esto es una reverencia al Gerogerigegege directo del corazón gabber/breakcore/harsh noise.

54. Angels Of Light – We Are Him
Michael Gira cierra el círculo de su carrera con esta colección de canciones la mayoría cíclicas y repetitivas, como si los lamentos devastadores de Swans de principios llegaran al paraiso para su salvación.

53. Heavy Winged – Feel Inside
Una demolición free jazz noise metal en tres movimientos, pocos discos fueron tan destrozantes como este.

52. Wold – Screeching Owl
Black metal sin mucha utiilidad por el espacio callado, llevando el ruido guitarresco a nuevos nivales en estos reconocimientos a la oscuridad guiados por los blastbeats
.

51. James Blackshaw – The Cloud Of Knowing
La guitarra primitiva norteamericana no tuvo mejor exponente que el Sr. Blackshaw este año, quién repuntea y toca con los dedos su guitarra de 12 cuerdas hacia mundos conocidos y no.

50. Acid Mothers Temple & The Melting Paraiso UFO – Crystal Pyramid Rainbow In The Sky
Nam Myo Ho Ren Ge
Kyo
Crystal Pyramid… lleva a la banda cerca de Gong/Mahavishnu/Bitches Brew con explosiones de saxofón en viajes a dimensiones paralelas, Nam Myo… proclama un nuevo monasterio donde todos vocalizan hasta alcanzar el nirvana.

49. The Angelic Process – Weighting Souls In Sand
Belleza y brutalidad en partes iguales, este dúo logra darnos su manifesto definitivo sobre polos opuestos.


48. Om – Pilgrimage
Al y Chris, antes de terminar una de las mejores secciones rítmicas que el metal ha conocido, combinan las partes pesadas del Variation On A Theme con las partes tranquilas del Conference Of Birds para entregarnos el que será probablemente EL disco de Om.

47. Yellow Swans – At All Ends
Gabe y Pete dan su despedida con un sonido mutante, psicodélico y de forma libre que va de electrónico y castigante, terminando su carrera con estilo.

46. Mammal – Lonesome Drifter
Uno de los mejores noiseros de Estados Unidos, Mammal regresa de sus exploraciones con cajas de ritmos para darnos uno de sus trabajos más experimentales que triunfa en conjunto
.

45. Zoroaster – Dog Magic
Dolorosamente pesado, lento como la chingada y sin-misericordioso en su entrega, las canciones largas que conforman Dog Magic cumplen la promesa que la banda estuvo haciendo en su EP anterior.

44. Kenji Siratori – Survival Mind
¿Prolífico? Sí. ¿Poco constante? Sin duda. Autor de libros Dada/Sci-Fi, Siratori sin embargo tiene la abilidad de dar una perspectiva realmente única del harsh noise cuando quiere.

43. Benighted – Icon
Death metal que se atreve a ir donde generalmente no se atreve a ir, siguiendo un disco increiblemente consistente con uno aún más innovador no es cualquier cosa.

42. Boredoms – Super Roots 9
Eye y Yoshimi celebran la Navidad tocando con un coro entero de vocalistas profesionales, resultando en música que es 100% Bore.

41. Sir Richard Bishop – While My Guitar Violently Bleeds
El anteriormente Sun City Girl, Bishop salir a su Django Reinhardt interior, visto a traves del punto de vista lodoso, loco y en ocasiones de miedo del Sir con habilidad en la guitarra innegable y originalidad a derrochar.

40. Hild Sofie Tafjord – Kama
La mitad más callada de Fe-Mail demuestra que no es callada después de todo, dándonos uno de los discos de noise más asperos e inventivos, a través de sus electrónicos y cuerno francés.

39. Stars Of The Lid – And Their Refinement Of The Decline
Extendiéndose por 2 horas y media y 6 lados de vinil más o menos, SOTL nos recuerdan la dicha y fragilidad del sonido.

38. Original Silence – The First Original Silence
Thurston Moore, Paal Nilssen-Love, Mats Gustaffson y miembros de Zu, entre otros, le ponen skronk punk al free jazz
para darle una electrificada necesaria que agrupaciones como Last Exit alguna vez le dieron, en su propio estilo.

37. PJ Harvey – White Chalk
Polly Jean abandona su guitarra y se sienta al piano, dejando su parte demoniaca bluesera de lado para que su lado delicado brille en uno de sus mejores discos
.

36. Unsane – Visqueen
Leyendas del noise metal regresan con un filo más bluesero para ganarse de nuevo su sonido demoledor.

35. Suishou No Fune – The Light Of Dark Night
Testamento en vivo del psicodélico melancólico y oscuro de Japón, siendo hipnóticos en el escenario de manera ligeramente diferente al de su trabajo en estudio.

34. Baroness – Red Album
Rock country metal agregado de tendencias progre y canciones épicas asombrosamente bien escritas. Más que herederos de Mastodon y/o Eyehategod, otra manera de tocar metal sureño.

33. Pita – A Bas La Culture Marchande
Peter Rehberg deja su drum
machine en casa por la mayor parte del tiempo, y decide explorar más lados de su estilo incontrolable y altamente experimental.

32. Polysics – Karate House
Su trabajo más variado probablemente; con ritmos fracturados, synth pop con voces agudisadas y cantaditas, y lo peculiar que se espera en todos sus discos, hacen de este esfuerzo uno muy fuerte que te hace ir de bailar a brincar a echar slam en la manera más divertida que un álbum te puede dar.

31. LSD Pond – LSD Pond
Alasehir – Sharing The Sacred

Alasehir – The Stone Sentinels

Alumbrados – A Generation Of Vipers

Baikal – Baikal
Bardo Pond como tal no sacaron disco este año pero estos probaron que tan chingones son
; su colaboración con LSD March de Tokyo les da chance de tomar improvisación tranquilas, en momentos que hasta no parecen de este planeta, el trío de Alasehir suelta psicodelia guitarresca mientras que con la misma alineación, bajo el nombre de Alumbrados, le quitan el rock para ser más abstractos. Finalmente, Bardo se convierten en Baikal cuando no está el toque femenino de Isobel para un jam pesado y fregado.

30. Wooden Shjips – Wooden Shjips
Garagero pero psicodélico en contextos de canciones.

29. Trap Them – Sleepwell Deconstructor
Hardcore aplastante con elementos de metal extremo que suben el nivel de los excesos propios de Converge con algo que se acerca a riffs brutales estilo death metal con la atmosfera ultra pesimista del black metal.

28. To Kill A Petty Bourgeoisie – The Patron
Callado y melancólico, las canciones de este documento lo-fi son tan hermosas como la música se puede poner.

27. Múm – Go Go Smear The Poison Ivy
Sus paisajes electrónicos adornan canciones bien escritas para hacerlas sentir completas.

26. Hot Cross – Risk Survival
Screamo sin gritar, Hot Cross tenían un gran pedigree dentro del hardcore gritado, matemático e influenciado por la disquera Gravity Records; para su disco final, la banda decide dejar de gritar y usar melodía de una manera poco melódica para un conjunto de canciones que satisfacen y están bien realizadas.

25. Smegma – 33 1/3
Veteranos del noise y el free
rock o como sea, la banda le hace homenaje a los disco de vinil de la manera que solo ellos saben, tocando su característico sonido alocado, caótico pero duro con el ocasional rave up garagesco bizarro. Para nada algo diferente a lo que han hecho antes pero, en este caso, esto es algo bueno.


24. Islaja – Ulual Yyy
Merja Kokkonen, mejor conocida como Islaja, nos trae una colección de canciones delicadas, intimas y folky que, mientras no se aventura tanto como las de compatriotas como Jan Anderzen o Keijo o
Avarus (después de todo, este es un disco que acaba con el canto de pajarillos), demuestra que el sentimiento y su entrega siguen siendo armas poderosas.

23. Einstürzende Neubauten – Alles Wieder Offen
A casi ya treinta años de haber comenzado a martillar los yunques y de juntar las perforadoras con los gritos angustiosos, los Edificios Nuevos Colapsantes le dan vida a un sonido poderoso pero más callado y bien compuesto, mejor que sus últimos trabajos de larga duración y no tan viajados como sus recientees lanzamientos de suscripción, que complementa su rango y se siente tan bien trabajado como su pasado de herramientas electricas y desperdiciones de hojalate de su pasado.

22. Oxbow – The Narcotic Story
Rock apocalíptico de cabaret, ejemplificado por the Birthday Party y contemporaneos The Jesus Lizard, da la vuelta en circulo con Oxbow, cuyos ritmos decadentes y disonancia salen de instrumentos acústicos, demostrando que el poder viene de la depravación, no la distorsión. Y al centro de todo esto se encuentra
Eugene Robinson, quién entrega letras de Bukowski en truzas de manera que pocos pueden en estos días, pero que se necesita.

21. Bad Brains – Build A Nation
HR, Dr. Know, Darryl Jennifer y Earl Hudson se reunen para hacer un disco nuevo y logran lo imposible, componen un disco en chinga, pesado e increiblemente inspirado, haciendolo el sucesor natural sonoro de su debut homónimo de 1982’s s/t también conocido como el cassette de ROIR. Después de años y disco tras disco de mierda mediocre, la banda prueba que aún pueden tocar el tipo de hardcore rápido y chingón que ellos inaguraron. Que este sea su disco de reunión y el primero que hacen en como 12 años es admirable
.

20. Zelienople – His/Hers
Callado, restringido pero bello; este album tan completo desafía las palabras.

19. Oren Ambarchi – In The Pendulum’s Embrace
Entre sus años formativos como un mercader del ruido de Australia, a su tiempo como soldado dentro de las filas en la disquera Touch y hasta su adopción como padrino del drone metal con sus lanzamientos más oscuros y pesados, sin mencionar su asociación con Sunn O))) y la disquera Southern Lord; no hay manera de predecir que es lo que hará Oren después de todo. Pendulum acoge el optimismo con ojos bien abiertos de sus trabajos para Touch como Grapes From The Estate pero cuenta con el fondo pronunciado que sugiere algo más sombrío espiando por debajo. Probablemente, el pronunciamiento más definitivo de Oren.

18. The Arcade Fire – Neon Bible
Funeral les trajo atención a Win Butler y compañia, y el alboroto alrededor de su debut podría ser difícil de superar en estos tiempos de “soy más a la moda que tú”, pero la banda entrega un álbum que es el doble de ambicioso y profundo que el anterior
, con canciones que pueden ser susurradas mientras que otras son celebraciones a la vida con mejores arreglos y más feeling. Es posible que sean mejor recordados por Funeral, pero Neon Bible es el mejor de sus discos.

17. Wolves In The Throne Room – Two Hunters
Provenientes de los bosques del Noroeste estadounidense, estos tres metaleros han adoptado la atmósfera de muy dentro de los matorrales ancestrales del black metal escandinavo y le han inyectado no solo la sensibilidad de un leñador pero también la verdadera sensibilidad de las guitarras girantes que le dan más dimensión y emciones más complicadas que el constante pesimismo y miseria que se asocia mucho con el bm. A ratos lugubre, en otros lleno de esperanza pero nunca dejando caer la intensiad, los cuatro tracks extra largos de Two Hunters no solo demuestran una importante evolución desde el debut de la banda, sino también que se puede seguir siendo “trve” aún si se sale de los sonidos usuales del subgénero.

16. Lasse Marhaug – The Great Silence
Miembro de Jaz(z)kam(m)er, Testicle Hazard, Origami Replika,
etc. colaborador en serie para las estrellas y cabrón del noise en general, Lasse Marhaug celebra un gran año, llegando del enorme Metal Music Machine del 2006 e inagurando una disquera nueva con una (altamente recomendable) caja recopilando sus trabajos lanzados en cassettes en los 90’s. Credenciales impecables de lado, el negocio de Lasse es el ruido y lo entrega como pocos, fabricando ola tras ola destructiva pero nunca dejando que la pureza se entrometa en la variedad en que se puede experimentar, The Great Silence es todo menos callado, explorando mucho de lo opuesto a eso de manera grande.

15. Li Jianhong – San Sheng Shi
Chance China no sea el semillero de tantos guitarristas del estilo chingame-la-cabeza como Japón lo es, pero como lo indica este álbum, la nacional no tiene nada que ver; Jianhong, miembro del grupo de noise jazz y duro como la verga D!O!D!O!D!, presenta aquí un concierto de pura guitarra que lleva al escucha de sonidos familiares hasta lugares destructivos y amenazantes, haciendonos cuestionar si es en verdad posible que solo una guitarra pueda hacer tanto escándalo
. Y mientras esto nos recuerde al trabajo de Mizutani de Les Rallizes Denudes, Keiji Haino y Jutok Kaneko, entre otros, el Sr. Jianhong proyecta suficiente de su propia personalidad, haciendo sus exploraciones de seis cuerdas sonar como si provinieran de nadie más que de él.

14. Alcest – Souvenir D’un Autre Monde
Saliendo como un proyecto alterno desde la escena de black metal de Francia
, el sonido de Alcest recuerda más a My Bloody Valentine que a Deathspell Omega; mientras que el “shoegazer metal” no es algo exactamente nuevo (inclusive se puede decir que fue EL sonido del ’07), Souvenir… se perfila por encima de los que suenan parecidos al darnos más emoción y canciones bien escritas en vez de excesos sonoros, y esto les funciona. Muchos metaleros vanguardistas usaron sonidos del dream pop pero pocos, como Alcest, se atrevieron a soñar y exponer esos sueños en zurcos.

13. Ghost – In Stormy Nights
Masaki Batoh y secuaces nos entregan uno de sus lanzamientos más pastorales bajo el nombre de su colectivo psicodélico; mientras que la mayor parte del disco se dedica a ratos folkys con sentimientos que se esfuerzan demasiado
, la canción “Hemicyclic Anthelion” balancea todo al ser básicamente de la mitad de duración del disco completo, así como más oscura e introspectiva, sosteniendo todo para una experiencia auditiva muy completa.


12. Los Llamarada – The Exploding Now!
Monterrey, tierra fértil para el rock comercial nacional en los 90’s, ahora nos regala un hijo bastardo que trata de romper a través del audio
; armados con instrumentos y equipo de grabación muy rudimentarios, Los Llamarada convocan el krautrock via The Fall y la iluminación trascendental vía la actitud de “chingue su madre todo menos lo que estoy haciendo” del punk; el sonido y la banda se vuelven uno y en sus riffs cíclicos se azoma algo grande, de miedo y esencial.

11. Animal Collective – Strawberry Jam
Para su más reciente acto, los animales bañados en ácido trataron de tirar sus improvisaciones largas instrumentales y sus sensibilidades de cantautores folk, quedándose solo con las habilidades y experimentación instrumental viajada suficientes para componer el mejor bonche de canciones pop que pudieran sacar, y salen de este acto como un frente fresco y reinventado sin cambiar realmente. “For Reverend Green” celebra una cosa u otra mientras que “Fireworks” deja al amor mandar; y en todas las demás, el primer disco verdaderamente de canciones de AnCo nos dá una fiesta.


10. Municipal Waste – The Art Of Partying
Por supuesto, si no eres fan de Metallica viejo, Exodus, Slayer, Anthrax, etc (sin mencionar a D.R.I., Suicidal Tendencies y demás bandas de crossover), es probable que este disco no te suene a material de top ten; pero para nosotros que aún headbangueamos con los viejos riffs del thrash metal
, Municipal Waste tocó nuestra rola; un festival de la canción pesada, rápida, desenvuelta y sin compromisos de referencias vagamente metafóricas a enfiestarse, y un soundtrack (por medio de su canto de “Municipal Waste is gonna fuck-you-up!!”) para echar desmadre duro y pesadamente.

9. Descartes A Kant – Paper Dolls
Saliendo como el hijo bastardo de Mr Bungle y Deerhoof, estos multi-disfrazados de Guadalajara no triunfan por ser originales (no lo son) o porque demuestran que pueden tocar varios estilos de música en una misma canción (lo cuál pueden pero hay quienes lo hacen mejor)
; la razón por la que Paper Dolls es un disco tan irresistible es porque prueban que pueden escribir canciones memorables en sonidos constantemente cambiantes and aún sentirse como que hacen lo que quieren. Aunque se noten mucho sus influencias, casi todas las canciones aquí son tan divertidas y duras (a pesar de mucha de la temática de las letras), no se les puede negar su habilidad como autores de canciones o lo energético de como las tocan.






8. Kousokuya – Echoes From Deep Underground

Ray Night 2006.10.18

El fallecimiento de Jutok Kaneko dejó un vacio en la psicodelia japonesa que nadie llenará; y, más que como un epitafio, estos dos conciertos demuestran la maestría de Jutok no solo en su instrumento sino también como lider de banda, guiando a sus compañeros en pasajes libres, secciones melancólicas, partes pesadas y música que no se siente tanto improvisada como transmitida desde algún lugar muy dentro del alma hasta nuestros oidos. Un testimonio de uno de los grandes.


7. Sutcliffe Jügend – This Is The Truth
El power electronics, el industrial extremo y el harsh noise en general están teniendo un periodo de gran aceptación en estos días, con artistas viejos y nuevos compitiendo a ver quien vende sus ediciones limitadas más rápido
; y mientras muchos de estos que practican el P.E. servician bajo el altar de Come Org/Broken Flag/Tesco, pocos en verdad se atreven a ir más allá de este altar en sus ejecuciones. Por eso, déjaselo a estos verdaderos pioneros y expertos de este pedo, Kevin Tomkins y Paul Taylor, para que redibujen el mapa y traten algo diferente para hacer al p.e. aún más poderoso, al ponerle igual de enfasis al silencio y los murmullos que a los gritos y la distorsión. This Is The Truth chance no se convertirá en un documento esencial del noise, pero seguramente será uno de los pocos a culpar por cambiar perspectivas dentro del mismo.


6. Melt-Banana – Bambi’s Dilemma
Continuando con su material orientado a las canciones, Melt-Ba deciden usar su ataque ultra rápido solo cuando pueda contar en las principales rolas del disco, resultando en algunas de las más memorables de toda su carrera, mientras que también tienen los huevos de incluir una sección dedicada a sus micro-rolas Y dos exploraciones de sintes espaciales
. Yako, Agata y Rika no cambian verdaderamente de manera de operar, más bien evolucionan a algo, haciendo de Bambi’s no solo el gran álbum que es, pero también una invitación a esperar algo más cuando estos genios ardillas decidan darnos un sucesor.



5. Nadja – Radiance Of Shadows
Leah Buckareff y Aidan Baker han hecho buenos si no es que excelentes álbumes antes que este pero Radiance Of Shadows entrega todo lo que han hecho desde que Nadja era un pseudómino para las exploraciones solistas de Baker: bajos profundos en el fondo, efectos y samples dando olas de luz y piezas largas que envuelven al escucha con algo hermoso pero terrorífico que es dificil de explicar con palabras. En Radiance…, dan todo esto con algunas de sus piezas mejor escritas y arregladas para presentarnos lo que es probablemente su trabajo más definitivo y redondo, uno cuyo contexto emocional es tan tempestuoso, uno se pregunta como es que las bocinas no se rompen para dejar salir al sonido puro en el cuarto
.


4. Kemialliset Ystävät – Untitled
Jan Anderzen y asociadas tienen muchos títulos lanzados, no solo como KY pero también bajo varios nombres y configuraciones, muchos de ellos siendo algunos de los mejores exponentes de la vanguardia de lo que sea de Finlandia; aún así, en este disco Untitled, Anderzen y co-conspiradores usan todo por lo que son conocidos: sonidos al azar, instrumentos eléctricos, generadores de sonido casaros, canciones bien arregladas e improvisación para armar uno de los mejores, más psicodélicos discos de todos los tiempos. Donde nada es lo que parece, solo puede traducirse en excusas para escucharlo muchas veces y ser transportado a algún lugar
.


3. Neurosis – Given To The Rising
Después de irse a regiones más sombrías y menos metálicas en sus últimos dos discos, probablemente se hubiera esperado de los temibles Neurosis otra colección de canciones introspectivas; eso es lo que hicieron, pero a la vez regresaron a tocar su patentado estilo de música pesada y torturada. Que una banda retome su sonido viejo con éxito y lo haga progresar a otro con acumulación de experimentos y atmosfera que han agarrado en sus últimas producciones no es algo que se vea todos los días, y cuando dicho disco es tan sólido como Through Silver In Blood o Enemy Of The Sun, a más de diez años entre unos y otro, es algo que solo Neurosis pudieron lograr.


2. Jesu – Conqueror

Justin Broadrick no tiene que probarle nada a nadie; su más reciente vehículo, Jesu, ya ha demostrado que puede invocar sonidos tanto demoledores como contemplativos, casi siempre al mismo tiempo; pero, en vez de solo hacer otro album de guitarras girantes pero llenas de perdición y enfrentarse a ser relegado a segundo término por Nadja, Alcest, The Angelic Process, etc. Justin decide usar sus poderes sónicos para perfeccionar su composición de canciones (como se quedó en el último álbum de Godflesh) y darle chance a la emoción pura a que fluyo a través de todo. Contemplando a la vida por su tristeza y éxtasis, una canción como la sobresaliente “Transfigure” explora sentirse de la chingada de una manera que para cuando el primer verso se repite, se hace más una celebración que un lamento, encontrando esperanza en la pérdida, siendo una contradicción digna del sonido encontrado dentro de Conqueror.


1. Rhys Chatham – A Crimson Grail (For 400 Electric Guitars)

El compositor entrega a París un concierto como nadie más hubiera podido componer; las sinfonías de guitarras múltiples no son nada nuevo y, como Glenn Branca te lo puede decir, pueden ser muy limitantes; así que cuando Rhys Chatham, amo minimalista, escribió una pieza para 400 liras, uno se podría imaginar otro Guitar Trio o inclusive un Ascension Parte II, pero, de hecho, el sonido terminó siendo algo diferente. Aunque solo me puedo imaginar que tan de huevos ha de haber sido presenciar esto en vivo, la versión grabada es algo que brilla por sí sola y prueba el poder de la pieza más fácilmente; cuando se escucha a un volumén bajo, A Crimson Grail se convierte en una pieza meditativa ambiental de detalle sublime y delicado, pero cuando se le trepa bien, el peso de tanta madera y alabres de acero se te viene encima y te aplasta con su intesidad; en otras palabras, este trabajo es tan etéreo, envolvente y profundo como cualquiera de los mejores discos de drone, post rock/instrumental o ambient, y tan pulverizante, oscuro y retante como los chingones de avant metal, noise y psicodelia pesada salidos este año. Una verdadera obra de arte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s